Alpargatas para Marina

Por fin, creí que no iban a salir nunca y es que cuando varios virus deciden instalarse entre alpargatas, alfileres, cuñas, telas y además sobre mi misma y la gente que me rodea, sólo te quedan fuerzas para gritar !virus váyanse, por Dios! 
En fin, tarro de miel en mano, café calentito, un poco de ayuda y paciencia, muchas dosis de paciencia, ya están listas las alpargatas para Marina. Bordado de organdí precioso, lazo de tul a juego con su vestido y algunas florecíllas tal y como ella quería, el resultado, el que veis.
Espero que estén a la altura de esa ocasión tan especial.
Muchas gracias Marina.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario